domingo, 8 de marzo de 2015

Pollo al limón


Cómo habéis visto el pollo casi se ha convertido, hasta ahora, en una e nuestras "recetas estrella" y es que hay mil formas y maneras de elaborar suculentos platos. En esta ocasión hemos elegido unas pechugas que prepararemos al limón. Una propuesta que recomendé a mi prima Susana, que ya estaba cansada de hacerlas siempre a la plancha. Os aseguro que le encantó. Las pechugas quedan jugosas y con un saborcito a limón muy bueno. Ella ahora lo hace para los suyos y como no, les encanta.

INGREDIENTES:
- Unas pechugas de pollo
- Un huevo.
- Una cucharada de maizena.
- Una o dos cucharadas de agua.
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite para freir.

PARA LA SALSA:
- Ocho cucharadas de vino blanco.
- Un vaso de caldo de pollo o con pastilla de caldo.
- Cinco cucharadas de vinagre.
- Seis cucharadas de azúcar.
 - Una churadita de postre de maizena.
- El zumo de un limón y medio.
- Y cuatro rodajas de limón.

ELABORACIÓN:
1. Empezaremos haciendo la salsa, ponemos todos los ingredientes de la salsa en un cazo, excepto la maizena y las rodajas de limón.
2. Poner el cazo al fuego hasta que empiece a hervir y, aparte, con un poco de agua disolvemos la maizena y se la añadimos a la salsa, iremos removiendo hasta que espese. Si os gusta más espeso, añadir otro poquito de maizena y si os gusta más líquido, un poco más de caldo.
3. Llegados a este punto añadimos las rodajas de limón y dejamos cocer unos minutos más.
4. Ahora nos pondremos con el pollo, batimos los huevos y los mezclamos con la maizena y el agua, ha de quedar una pasta un poco espesa, a esta pasta le echaremos un poco de sal y pimienta y rebozaremos el pollo (de cada pechuga he sacado tres filetes).
5. En una sartén calentaremos el aceite y freiremos el pollo hasta que esté bien doradito.
6. Echaremos la salsa por encima y adornaremos con unas rodajas de limón.

Para que quedase un poco más amarilla, le eché un poco de colorante a la salsa, pero eso es opcional. Espero que os guste. 
Share: