viernes, 11 de agosto de 2017

Risotto en lombarda con queso Gorgonzola

FOTO/IRENE SERRANO

El Risotto es uno de nuestros platos preferidos, bueno mejor sería decir el arroz en todas su variedades y formas de elaboración. En esta ocasión, y como no podía ser de otra forma, hemos tomado nota del que comimos durante nuestro viaje familiar a Roma. Fue el primer plato que pedimos mi hija y yo, que somos las arroceras de la casa, y nos sorprendió gratamente tanto la presentación como el sabor. Con esta receta hemos intentado aproximarnos a ese Risotto romano. 

INGREDIENTES : PARA CUATRO PERSONA
- Media lombarda pequeña
- Aceite de oliva
- 1 cebolla mediana 
- 2 dientes de ajo
- Un vaso de vino blanco
- 2 trozos de mantequilla 
- 2 puñados de arroz para Risotto por persona  
-  Un trozo de queso Gorgonzola dulce 
- Queso parmesano rayado
- Caldo de pollo y verduras (yo lo hice con esqueletos de pollo, una punta de jamón, zanahoria y puerro) 

ELABORACÓN:
1.- Troceamos la  lombarda en juliana y reservamos en un plato
2.- Pelamo y picamos la cebolla y el ajo en trocitos pequeños que añadiremos a una sartén honda con un buen chorro de aceite y vamos haciendo el sofrito a fuego medio.
3.- Cuando tengamos el sofrito incorporamos la lombarda y también a fuego medio vamos pochando, cambiará de color y quedará algo más blanda
4.- Añadimos el arroz y mezclamos todo para unir sabores.
5.- Echar el vaso de vino y dejar evaporar el alcohol durante unos minutos sin dejar de mover.
6.- Vamos incorporando el caldo  -que tiene que estar caliente- poco a poco. A mitad de la cocción del arroz añadimos el queso Gorgonzola y seguimos añadiendo caldo hasta que el arroz esté en su punto.
7- Una vez que se retira del fuego es el momento de incorporar la mantequilla que mezclamos bien con todo el conjunto y dejamos reposar un par de minutos.
8.- Servirlo encima de una hora de lombarda y con el queso parmesano rayado, que dejamos al lado en una pequeña fuente o el recipiente que más os guste.

miércoles, 19 de julio de 2017

Gominolas

FOTO/IRENE SERANO

Bueno ha llegado el momento de darnos un capricho y sorprender a los más golosos de la casa. Unas ricas gominolas que no llevan ni aceite de palma, ni colorantes, ni conservantes y, por lo tanto, sanas y naturales. 

INGREDIENTES:
- 1 sobre de gelatina del sabor que más os guste 
- 2 sobres de gelatina neutra
- 200 ml de agua 
- 300 grs de azúcar
- Azúcar glas para rebozar  - Aceite de girasol para engrasar los moldes 

ELABORACION:
1.- En un cazo ponemos todos los ingrediente: los tres sobres de gelatina , el agua y el azúcar y calentamos a fuego suave procurando que no hierva y sin parar de mover unos 10 minutos. Retiramos.
2.- Si tenemos moldes de silicona de diferentes formas los pincelamos con el aceite de girasol y vertemos la mezcla en ellos con cuidado y dejamos reposar unas 12 horas a temperatura ambiente
3.- Desmoldar y rebozar con azúcar glass
4.- Si no tenemos moldes podéis utilizar hueveras, algín tapper o un pirex, luego córtalo a cuadraditos y pásalo por el azúcar glass 

jueves, 13 de julio de 2017

Acelgas a mi manera

FOTO/IRENE SERRANO

Hoy os presentamos una receta con una de las verduras menos populares y más aún si tenemos pequeños en casa o no tan pequeños. En mi caso, las acelgas no son santo de mi devoción, me saben demasiado a tierra, pero hay que comerlas entre otras cosas porque es una verdura que aporta vitaminas, fibra, ácido fólico y sales minerales con un alto contenido de agua (48%). Las hojas exteriores, que suelen ser las más verdes, son las que contienen mayor cantidad de vitaminas. Con esta receta se camufla ese sabor. 

INGREDIENTES: 

- Un manojo de acelgas o en su defecto una bolsa de acelgas que ya viene lista para consumir y además traen muy poco talllo (a mi me gusta mas así) 
- Un diente de ajo , 
- Media cebolla o cebolleta fresca 
- Una patata 
- Dos cucharadas de tomate frito 
- Un chin chin de comino molido (puedes ponerle un poco más si os gusta con más sabor)
- Media cucharadita de pimentón dulce
- Un chorrito de vinagre
- Sal 
- Aceite de oliva

ELABORACION

1.- Lavamos y cocemos las acelgas en abundante agua con media cucharadita de sal y en la misma cacerola cocemos la patata en cuartos, junto con las acelgas, unos diez minuto (vamos pinchando la patata, para saber si está cocida)
2.- Escurrimos las acelgas
3.- En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y freímos el ajo en trocitos y la cebolla, también a trocitos pequeños. Cuando esté incorporamos las acelgas y la patata, que sofreiremos unos 5-7 minutos. Cuando ya estén sofritas, en la misma sartén (las ponemos para un lado y dejamos como media sartén vacía) y en el mismo aceite echamos el pimentón (con cuidado de no quemarlo), el comino y la sal y le damos una vueltecita. 
4.- A continuación un chorrito de vinagre y el tomate frito, mezclamos todo con cuidado para no romper la patata y listas para comer. Lo servimos caliente, aunque también frío esta bueno. Como guarnición podéis incorporar huevo duro.

miércoles, 12 de julio de 2017

Bacalao Dorado (à Brás)

FOTO/IRENE SERRANO

El bacalao es uno de nuestros pescados favoritos, de hecho en este recetario podéis encontrar ya varias propuestas. En esta ocasión vamos a proponeros una nueva, Bacalao Dorado o á Brás. Una receta con la que vais a disfrutar, sobre todo cuando veáis la reacción de vuestro comensales. En nuestro viaje a Lisboa, del que ya también os hemos hecho alguna referencia, como no podía ser de otra forma no pudimos resistirnos y degustamos un rico Bacalhau à Brás que estaba para chuparse los dedos y es que el país vecino es único para este tipo de recetas.

INGREDIENTES: (para 6 personas)

- 500 grs de bacalao desalado y desmigado (sin piel ni espinas)
- 2 cebollas 
- 5 patatas cortadas en forma de paja (puedes comprarlas, pero están mejor caseras)
- 2 cebollas cortadas en julianamuy finita 
- Nata de cocinar
- 6 huevos
- Perejil fresco (mejor)
- Aceitunas negras (al gusto, yo no le puse, pero queda muy bueno)
- Aceite de oliva
- Sal

ELABORACION:

1.- Lo primero que tenemos que hacer es pelar las cebollas y cortarlas en juliana, después desmigar el bacalao y asegurarnos que no tiene ni piel ni espinas para que a la hora de comer no tengamos ningún susto. 
2.- A continuación pelar la patata y con la mandolina cortarla formando palitos o pajitas, a mano se puede hacer también si no tenéis mandolina 
3.- Poner las patatas en un bol con agua para que suelten el almidón y queden después de freírlas sueltecitas, evitando que se peguen unas a otras. Secálas con papel de cocina para que no salpiquen mucho y se llene la sartén de agua. 
4.- En una sartén ponemos aceite de oliva y vamos pochando la cebolla , hasta que este blandita y transparente. Añade las migas de bacalao (no le eches sal) y deja cocinar junto con la cebolla unos 5 minutos a fuego medio, apartamos en un plato con el aceite bien escurrido
5.- En otra sartén con abundante aceite vamos friendo las patatas hasta dejarlas doradas y crujientes HAZLO EN PEQUEÑAS TANDAS PARA QUE NO SE PEGUEN ENTRE SI
6.- Las vamos echando en un plato con papel absorbente y por encima le ponemos un poquito de sal, con mucho cuidado de no pasarnos, ya que el bacalao estará en el punto que le hayamos dejado de sal
7.- Ahora lo juntamos todo, el bacalao y cebolla con las patatas, movemos para mezclar, y cocinamos unos 3 minutos a fuego medio. 
8.- Mientras en un bol batimos los huevos, le añadimos el chorrito de nata y se lo vamos echando poco a poco a lo anterior y para que quede bien cuajado y jugoso lo vamos haciendo a fuego mas bien bajo, sin parar de mezclar despacito para que todo se mezcle, no se rompa y quede cuajado. Puedes terminar poniendo aceitunas negras y perejil fresco picado 

domingo, 21 de mayo de 2017

Pechugas de pollo con mantequilla

pechuga-de-pollo-con-mantequilla.jpg
FOTO/IRENE SERRANO

La receta que hoy presentamos, Pechugas de pollo con mantequilla, me la pide mucho Irene, mi hija. Le encanta y no puede ser más sencilla. El toque de cítricos y sus aromas dulces  hacen que una simple pechuga de pollo se convierta en algo más.  Si estáis cansados la pechuga, tan seca y triste, pues ya estáis manos a los fogones y ya me diréis el resultado. Podéis comentar en esta entrada o a través de nuestro perfil en facebook.

   Podéis acompañar este plato con algunas de las ensaladas que también encontraréis en nuestro blog y ya tenéis un menú sin apenas dificultad, económico para el bolsillo, sano y sabroso.

INGREDIENTES:
- 8 filetes de pechuga de pollo o pavo gorditos
- Sal y pimienta
- Un buen trozo de mantequilla (que sea buena) NO margarina
- Un chorrito de aceite de oliva 
- Zumo de medio limón
- Una pizquita de azúcar o miel (muy poquito)

ELABORACION:
1.- Salpimentamos los filetes
2- En una sartén ponemos la mantequilla, el chorrito de aceite y cuando este caliente y bien derretida la mantequilla vamos friendo los filetes, no demasiado que se resecan mucho.
3.- En la misma sartén y juntos con los filetes y la mantequilla le incorporamos el zumo de limón y el poquito de azúcar o una cucharadita de miel, movemos para mezclar y dejamos un minuto para que las pechugas adquieran los aromas cítricos y dulces y ya están listas. 
4.- Opcional: Como veis en la imagen de la receta, le puse un poco de queso rayado por encima y la verdad es que quedan super buenas y mucho más jugosas.

viernes, 19 de mayo de 2017

Bacalao ahumado con tomate y aceite de oliva

bacalao-ahumado-con-tomate-y-aceite-de-oliva.jpg
FOTO/IRENE SERRANO

Como sabéis todos/as los que seguís nuestro blog en casa somos unos enamorados del bacalao en todas sus variedades. En esta ocasión os presentamos una receta sencilla de bacalao ahumado que puede servir para una cena a base de picoteo, un aperitivo con los amigos o simplemente porque os apetece un entrante diferente. Dificultad 0 e ingredientes sanos.

INGREDIENTES:
- Una bandeja de bacalao ahumado (cuanto más bueno mejor estará) 
- Uno o dos tomates naturales (rayados) 
- Comino en polvo (a gusto del cocinero)
- Medio ajo pequeño machacado (no mucho, que da mucho sabor y si os gusta quitarle el corazón casi mejor)
- Sal (un pellizquito ) 
- Un buen aceite de oliva (3 cucharadas soperas )

ELABORACION:
- La elaboracion es bien fácil. Yo puse el bacalao cortado a tiras o a trocitos (con la mano) en un plato, después machaque el ajo, rayé los tomates, que los puse en un bol junto con el ajo, los cominos y la sal, mezclé todo bien y lo regué por encima del bacalao .
- Para finalizar un toque de aceite de oliva y listo para comer.  
- Lo ideal es cortar unas rebanadas de pan tierno  y a degustar este rico y sencillo aperitivo.

sábado, 6 de mayo de 2017

Ensalada de quinoa

FOTO/IRENE SERRANO.

La QUINOA, para mi un gran descubrimiento: aunque Isi, una gran amiga, estupenda cocinera y madre como pocas, con ese niño tan guapo, Alejandro, ya me había hablado de ella, no me llamaba mucho la atención. El caso es que mi hija decidió traer quinoa y ahí se me ocurrió hacer una ensalada, aprovechado algunas cositas que quedaban por el "frigo", un poquito de aquí, un poquilló de allá, y al final una sorprendente ensalada como resultado. También la podéis preparar como acompañamiento de algunas carnes e incluso en el yogurt. 

   Esta semilla originaria de América del Sur, concretamente de la zona de Los Andes, se puede preparar de múltiples formas y su propiedades son incontables. Un alimento considerado sagrado por los Incas que ha llegado a nuestras cocinas relativamente hace poco. Alcanzaba suu fama en 2013 cuando la FAO lo declaraba "Año Internacional de la Quinoa".

INGREDIENTES:
- 4 Puñaditos de quinoa (¡¡¡ATENCIÓN!!! hay que lavarla con agua corriente antes de ponerla a cocer)
- Trocitos de pimiento rojo y verde
- Trocitos de cebolleta fresca 
- Ttrocitos de tomate (yo lo pelo)
- Maíz
- Trocitos de queso (yo tenia de cabra)
- Un trozo de pechuga de pavo en cuadraditos pasada por la sartén 
- Sal 
- Aceite de oliva 
- Sírope de vinagre de Módena

ELABORACION:

1.- Lo primero es mirar las indicaciones del paquete de quinoa, pero lo principal es lavarla antes de cocer con agua corriente. Ponemos una cacerola con agua y sal para cocer la quinoa (unos 15 minutos) y una vez cocida aclararla con agua fría y dejarla escurrir.
2.- Ponerla en un bol e ir añadiendo todos los ingredientes y si se os ocurre alguno más, también. Admite atún, piñones, pipas... 
3.- Aliñamos al gusto de cada uno, ya que la quinoa en si es muy simple, no tiene casi sabor. Así que como mas nos guste.